Adolescencia

adolescenciaLa adolescencia es una etapa de la vida marcada por grandes cambios que repercuten sobre diferentes esferas de la vida de una persona. Por un lado, se producen cambios físicos relacionados con el desarrollo normal del organismo. Por otro, se originan cambios psicológicos y sociales que marcan el inicio de un proceso en el que los jóvenes comenzarán a definir su propio guión personal, su modo particular de ver el mundo, y ensayarán su estilo único de alcanzar gradualmente autonomía en referencia a su grupo familiar primario.

A lo largo de este proceso, y en estos primeros intentos de elaborar su modo particular de ver en el mundo, la mirada de los otros (especialmente su grupo de pares) adquiere un valor preponderante. Es por esto que aparecen preocupaciones sobre la apariencia física, las opiniones de los demás sobre uno mismo, las relaciones sexuales, la pertenencia a diferentes grupos, etc.

En este contexto de nuevas exigencias y preocupaciones, la ansiedad y la presión que sienten muchos adolescentes sobrepasa su capacidad de control y surgen diferentes patologías asociadas con estos obstáculos, como son la depresión, los trastornos de ansiedad, estrés, dificultades en la adaptación escolar, trastornos alimentarios, conflictos para encontrar su interés vocacional, etc.

Dadas las características propias de este período, muchos padres encuentran dificultades para acercarse a sus hijos y ofrecerles ayuda. En muchos casos se encuentran preocupados por problemáticas como las adicciones al alcohol y drogas, o sobrepasados por no encontrar un modo de abordar el tema de la sexualidad con sus hijos.

Los intentos de acercamiento, aún basados en un interés genuino, muchas veces solo llevan a discusiones y peleas que, lejos de ayudar a resolver estos problemas, suelen agregar tensión a la relación.

En este sentido, el objetivo de la institución es ayudar a los adolescentes que han encontrado dificultades de diferente índole a lo largo de su transitar por esta etapa particular de sus vidas, ayudándolos a encontrar recursos para superar los obstáculos actuales y conseguir un desarrollo pleno. Por otro lado, nos proponemos brindar herramientas a los padres para mejorar la comunicación con sus hijos y que de este modo puedan acompañarlos en el desarrollo de su autonomía reduciendo el nivel de conflictos.

Entre las problemáticas más habituales que se encuentran en esta etapa y que obstaculizan en desarrollo pleno de los adolescentes suelen hallarse:

  • Obstáculos relacionados con la iniciación sexual: el proceso de iniciación es para muchos adolescentes un escenario que moviliza grandes montos de ansiedad. Más allá de los temores normalmente asociados a estos primeros ensayos, la falta de conocimiento en materia de salud sexual y reproductiva puede acarrear otras problemáticas como las infecciones de transmisión sexual o los embarazos no deseados.
  •  Consumo de alcohol y/o drogas: en nuestra sociedad el consumo de alcohol entre los jóvenes se ha extendido ampliamente. En muchos casos funciona como un pasaporte para lograr la aceptación dentro del grupo de pares. No obstante, cuando el alcohol se convierte en la única herramienta con la que cuentan los jóvenes para enfrentar los obstáculos de su vida cotidiana, suelen incurrir en conductas de abuso que terminan deteriorando su estado de salud general. Esto en determinadas ocasiones se extiende al consumo de drogas, lo que complejiza la problemática.
  • Depresión y/o ansiedad: este tipo de problemáticas suelen desencadenarse en la adolescencia debido a los altos niveles de exigencia a los que están expuestos los jóvenes en diferentes ámbitos. En muchas ocasiones los padres no sospechan de la presencia de estos trastornos ya que los mismos pueden manifestarse como estados de irritación o agresividad, con lo cual suelen ser atribuidos a la rebeldía como característica propia de la etapa.
  • Trastornos alimentarios: debido a las exigencias que se presentan en esta etapa y a la necesidad de aceptación que experimentan los adolescentes, en muchas ocasiones los jóvenes recurren a hábitos poco saludables en relación a la alimentación, como dietas extremas o conductas compensatorias (como ejercicio desmedido) con la finalidad de intentar conseguir características físicas que consideran deseables dentro de su grupo.
  • Problemáticas relacionadas con la adaptación escolar: ya sea por dificultades relacionadas con estrategias de estudio poco funcionales, o por conflictos relacionados con el grupo escolar (como el bullying), lo cierto es que para muchos adolescentes la escuela se convierte en una fuente constante de estímulos estresores los cuales pueden encontrar difícilmente manejables.
  •  Mal uso de internet y redes sociales: si bien estos medios pueden funcionar como una fuente de información beneficiosa, o como una vía para relacionarse con los pares, lo cierto es que el mal uso de estas redes puede traer ciertos riesgos, como la exposición de datos personales con extraños, el bullying cibernético, etc.