Trastorno de Ansiedad Generalizada

139273774654-FOTO-2-crisis-escolar-opcionalSe caracteriza por una preocupación excesiva y persistente en relación a diversos sucesos o actividades (como la escuela). Es difícil para la persona controlar esta preocupación, que en niños suele caracterizarse por alguna de las siguientes manifestaciones: inquietud o sensación de estar atrapado o con los nervios de punta, fatiga, dificultad para concentrarse o dejar la mente en blanco, irritabilidad, tensión muscular y/o problemas de sueño. La duración debe ser mayor a los seis meses desde que comenzaron las preocupaciones.

 

Testimonio clínico: Elisa tiene 11 años. Sus padres están preocupados porque la notan preocupada y angustiada todos los días, incluso en vacaciones de invierno. Cada vez la ven más cansada, ya que aunque se acuesta temprano no puede conciliar el sueño. Cuando intentan hablar con ella, Elisa dice que tiene demasiado que estudiar para el colegio y que si no le dedica tiempo seguramente va a tener dificultades para aprobar alguna materia y eso va a arruinar sus vacaciones. Además, notan que cada vez emplea más horas del fin de semana para practicar hockey porque teme que la saquen del equipo si no mejora lo suficiente. Ven que cada vez se preocupa por más situaciones, y que suele sobresaltarse con facilidad ante cualquier evento, preocupándose por lo que podría pasar, siempre esperando lo peor.