Trastorno de Pánico

FIANCEE-BODAS-MAR-2014-SALUD-ATAQUES-DE-PANICO-00Aunque los ataques de pánico pueden aparecer en los niños, no es frecuente encontrar el trastorno de pánico antes de los 14 años. Los índices del trastorno muestran un aumento en la adolescencia particularmente en las mujeres y posiblemente a raíz de la aparición de la pubertad.

 

Se caracteriza por la aparición repentina de un temor intenso, sin razón aparente. Los síntomas incluyen:

  • Palpitaciones, golpeteo del corazón o aceleración de la frecuencia cardíaca.
  • Sudoración.
  • Temblor o sacudidas.
  • Sensación de dificultad para respirar o de asfixia.
  • Sensación de ahogo.
  • Dolor o molestias en el tórax.
  • Náuseas o malestar abdominal.
  • Sensación de mareo, inestabilidad, aturdimiento o desmayo.
  • Escalofríos o sensación de calor.
  • Parestesias (sensación de entumecimiento o de hormigueo).
  • Desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (separarse de uno mismo).
  • Miedo a perder el control o de “volverse loco.”
  • Miedo a morir.

Es característico que luego del ataque de pánico la persona presente miedos persistentes a volver a sufrir otro episodio.

 

Testimonio clínico: Luis tiene 12 años. Siempre se ha puesto nervioso cuando tiene que preparar examenes, pero la última vez que tuvo que presentarse para un examen oral de historia los nervios fueron más fuertes de lo que estaba acostumbrado. Cuando el profesor lo llamó por su apellido comenzó a sentir que se ahogaba y que su corazón latía demasiado rápido. El profesor al verlo decidió sacarlo de clases y finalmente llamar a sus padres para que lo llevaran a un médico. Desde aquel episodio cada vez que se acerca un examen Luis teme ir al colegio y que vuelva a pasarle lo mismo. Él explica a sus padres que ese día sintió que si le pasaba algo nadie iba a poder ayudarlo y que se iba a morir en ese lugar.