Tratamiento de la Ansiedad Generalizada

tag2La terapia cognitiva conductual junto con la farmacoterapia, en los casos más severos, son los tratamientos de elección para este trastorno.

Mediante la TCC, se intenta identificar y desactivar los pensamientos que constituyen el ciclo de preocupaciones que gatillan y mantienen al trastorno. La clave de esta terapia consiste en enseñar a los pacientes un método sistemático para examinar la veracidad de sus pensamientos y estimar la posibilidad de que los eventos negativos ocurran realmente. Se los instruye a escribir sus pensamientos ansiógenos, para luego objetivarlos y descubrir las distorsiones cognitivas, como, por ejemplo, catastrofizar, hacer lectura del pensamiento o pensar en términos de todo o nada.  Asimismo se trabaja con un entrenamiento en técnicas de relajación, la cual permite reducir el grado de alerta y las contracturas musculares típicas de este trastorno.

Se desarrolla una técnica llamada exposición a las preocupaciones, la cual está específicamente destinada a contrarrestar este problema.

Tratamiento farmacológico

Existen en la actualidad distintas opciones farmacoterapéuticas para el tratamiento del TAG, incluyendo a las benzodiacepinas y los antidepresivos, inhibidores de la recaptación de serotonina y antidepresivos duales. Estos medicamentos apuntan a la corrección de disfunciones neuroquímicas de los circuitos responsables del control de la ansiedad y a reducir los síntomas.