Tratamiento de la Depresión

depresión2La terapia cognitiva conductual junto con la farmacoterapia, en los casos más severos, son los tratamientos de elección para este trastorno.

 Técnicas de la Terapia Cognitiva Conductual›

  • Técnicas Cognitivas: facilitan al paciente la oportunidad de reorganizar la estructura cognitiva, esto se logra mediante la identificación que realiza sobre sus creencias distorsionadas.
  • Técnicas Conductuales: se centran en la conducta observable del paciente. Tienen como propósito, el lograr un cambio en las actitudes negativas del paciente para que se promueva una mejoría en su ejecución, hacen referencia al empleo de la “programación de “actividades”, “técnicas de dominio y agrado”, “asignación de tareas graduales”, “práctica cognitiva”, “role playing” y“tareas para casa”.

 

Características del Tratamiento:

  • la relación existente entre paciente y terapeuta debe ser activa.
  • el proceso debe de ser directivo, debido a que debe poseer un objetivo de intervención.
  • ser estructurado en función del objetivo terapéutico que manifieste el paciente.
  • el tiempo limitado que deberá poseer el proceso de intervención. se refiere a la atención oportuna de los síntomas objetivos que presenta el paciente a la hora de la terapia.

 

Fármacos antidepresivos

Los principales grupos de fármacos antidepresivos son:

  • Antidepresivos tricíclicos: buen perfil de eficacia por el bloqueo de la recaptación de dos compuestos de comunicación interneuronal (noradrenalina y serotonina), aunque presentan una alta tasa de efectos secundarios. Se encuentran contraindicados en pacientes con antecedentes recientes de infarto de miocardio, así como en pacientes con arritmias, hiperplasia benigna de próstata, glaucoma de ángulo abierto, insuficiencia renal o hepática, y epilepsia o antecedentes de convulsiones.
  • Antidepresivos heterocíclicos: derivados del grupo anterior, con la misma efectividad, pero con menor tasa de aparición de efectos secundarios.
  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina: son inhibidores muy específicos de la recaptación de serotonina con poca o ninguna repercusión sobre el resto de neurotransmisores, lo que les confiere una gran tolerabilidad (los principales efectos secundarios descritos son náuseas, sudoración y alteraciones del peso corporal), y por ello son el grupo más prescrito en atención primaria.
  • Inhibidores de la monoaminoxidasa (IMAOs): inhiben de forma más o menos selectiva la monoaminoxidasa A o B. Presentan un perfil de efectos secundarios bastante negativo, por lo que se utilizan como tratamientos de segunda línea, en caso de falta de efectividad de otras alternativas más seguras.
  • Otros fármacos antidepresivos: se centran principalmente en la recaptación de serotonina o noradrenalina, aunque nuevas líneas terapéuticas actúan en receptores de serotonina y adrenérgicos α2.