Tratamiento de la Ansiedad Social (Fobia Social)

fobia social2Enfoque Psicoeducativo

Es muy importante proveer una descripción general sobre la ansiedad social, y comprender los factores causales y de mantenimiento. Muchos pacientes presentan una serie de interrogantes e incertidumbres acerca de su problema y brindar información sobre estos cuestionamientos es vital en el tratamiento, ya que los ayuda a comprender su propia experiencia. Más importante aún es que las personas afectadas se interioricen sobre los factores que contribuyen al mantenimiento de su trastorno, ésto favorece la aplicación de las técnicas psicoterapéuticas a la vez que aumenta la motivación.

Se utiliza la técnica del rol- playing para entrenar a la persona en las hablidades sociales básicas como por ejemplo expresar una opinión.

Estas habilidades están conformadas por:

  • Componentes conductuales, como miradas, gestos, sonrisas, etc.
  • Componentes cognitivos: ej. la imagen que una persona tenga de sí misma y cómo cree que lo ven los demás.
  • Componentes fisiológicos: síntomas que aparecen en las situaciones sociales como temblor de la voz, sudoración, taquicardia.

El objetivo de estas habilidades es vincularse con otros, expresar necesidades y resolver conflictos, eliminar la necesidad excesiva de aprobación y desarrollar autoestima y aceptación.

Taller de Deshinibición Social

El taller de desinhibición con técnicas teatrales es indicado para las personas que sufren este trastorno. Es un taller coordinado por una terapeuta y una actriz donde se trabajan los siguientes objetivos:

  • Auto observarse y estar en el presente a través de ejercicios de Mindfulness,
  • Recuperar la espontaneidad, la curiosidad y la motivación,
  • Conectar con el cerebro emocional con técnicas que van más allá de las palabras.
  • Cambiar preconceptos acerca de uno mismo despertando a nuevas experiencias y percepciones.
  • Soltar el cuerpo y la voz a través de juegos y ejercicios de precalentamiento usados en el teatro.
  • Aumentar la empatía y la expresión a través de la improvisación de diferentes personajes.
  • Perder el miedo al ridículo.
  • Pensar en alternativas, a través de ejercicios de multiplicación dramática.
  • Transformar los obstáculos internos y externos en soluciones reales y constructivas.